CIRIACO EL VERRACO
Poema agresivo y atrevido
Por Libardo Parra Toro - (Tartarín Moreira)



En una antigua y señorial parroquia
del gran país denominado Antioquia,
había un viejito vago a quien el gremio
reputaba también como bohemio.

Tomatrago y amigo de marrullas,
quiso el viejo salirse con las suyas;
pero cuatro gendarmes, de los malos,
metieron al viejo entre los palos.

Y no pudo Ciriaco con el taco
y basado en su fama de verraco
hizo repulsa, describió cabriolas;
y entonces lo agarraron de las bolas.

Unas viejas gimieron viendo estrellas;
él les lanzó un piropo: "¡Adios, doncellas”
y aquellos policías tan verdugos
Le tenían las pelotas en tarugos.

Se acercaba Ciriaco a la guandoca
en medio de una muchedumbre loca,
esperando saliera de su boca
la queja de dolor valiente y sola.

Un policía estúpido y cacorro,
que a Ciriaco tildaba de cachorro,
sin soltarlo le dijo: ¿está contento?
¿Quiere ir en triciclo o en jumento?

Ciriaco se encrespó con desenfado,
lo miró con desdén de lado a lado
y tronó con palabras bien hirsutas:
vamos bien como vamos, hijuep...#?*!utas.

Por...Libardo Parra Toro (Tartarín Moreira).




OTROS ENLACES PARA SONREIR Y REIR.


Chistes verdes y picantes


Adivinanzas groseras y atrevidas


El pene candidato ideal


Poemas atrevidos y groseros


Chistes de pastusos


Ocurrencias de Cosiaca


Chistes para todas las edades


El culebrero paisa


---- Cuando el culo quizo ser jefe


Piropos groseros - Mujer a hombre


Piropos groseros - Hombre a mujer


Avisos de tiendas y negocios


Montañerómetro paisa


El perro mejor compañia que la mujer


Más chistes verdes y picantes


Ocurrencias de Pepito




GRACIAS POR LA VISITA