Regálame un clic pulsando (g+1)


Como preparar y hacer la Morcilla o Rellena al estilo Antioqueño

MORCILLAS COLOMBIANAS




MORCILLA COLOMBIANA.


La morcilla es un embutido en tripas de cerdo de elaboración casera y que en Antioquiase conoce también como “Rellena o menudos”.

Ingredientes:
5 libras de arroz cocido.
2 litros de sangre de cerdo.
½ libras de empella o de tocino de cerdo.
½ libra de cebolla junca, hojas y tallos.
1 cucharadas de perejil picado fino.
1 cucharadas de poleo picado fino.
1 cabeza de ajo picada y macerada en el mortero.
1 cucharada de cominos molidos.
1 cucharadas de yerbabuena.
2 cucharadas de harina de maiz.
1 cucharadas de pimienta.
Sal al gusto.
1 cucharada de vinagre.
Tripas de cerdo.

Preparación:
Prepare el arroz como de costumbre y déjelo reposar y procurando que no quede muy cocido. Cuando esté frío vacielo en un recipiente amplio y revuelva hasta que esté bien suelto.
Coja las tripas de cerdo y córtelas en porción de un metro o menos, voltéalas al revés y lávelas bien con agua, limón o naranja agria hasta que pierdan el olor de excremento, luego las escurre y las vuelva a voltear a sus estado natural.
Pique bien finos los aliños de hojas como la cebolla, el poleo, el cilantro, perejil y yerbabuena. En un mortero macere el ajo picado, los cominos y la pimienta.
(En Antioquia para su elaboración solo se usa como condimento la cebolla, el ajo, los cominos y el poleo lo demás es igual, y esto es suficiente para quedar ricas.)
Pique en cuadritos muy pequeños (1/2 centímetro) la empella, si en ves de empella va usar tocino, quítela la garra (cuero) y lo pica lo mismo que la empella.
Eche la sangre en un recipiente amplio (La sangre debe estar fresca, es decir recién sacrificado el cerdo) y agregue sal al gusto y un poco de vinagre para evitar que se coagule y se luego se agrega el condimentos finamente picados o macerados. Revuelva bien hasta que le quede una mezcla homogénea. Por último, agregue el tocino o la empella bien picado y revuelva nuevamente.
Luego a este contenido vaya agregando el arroz ya cocido y revuelva hasta que se forme una especie de guiso bastante aguado.
Coja un tramo de tripa y amarrando una de las puntas con una cuerda fina (hilo) y por la otra punta se va introduciendo manualmente o usando un embudo el guiso ya elaborado. Con la mano se va corriendo el contenido hasta llenar la tripa, tratando que no queden muy apretadas y luego se amarra esta punta con hilo.
En un recipiente grande y destapado, se echan a cocinar por espacio de una hora o más dependiendo de la temperatura del fuego. Cuando estén hirviendo es bueno hacerles algunos chuzoncitos con un palillo para sacarle el aire a las tripas.
El punto de cocción se define cuando al chuzar la morcilla no sale sangre o si al hacer un corte nota que la sangre se ha coagulado. Otra forma de conocer la cocción es cuando la morcilla toma un color oscuro casi negro.
Cuando está cocida, se escurren y se cuelgan en un lugar fresco, protegido de las moscas y una vez fría métala a la nevera .
Se debe consumir antes de ocho días por que es propensa a vinagrarse.
Para consumir la morcilla se corta en pequeños trozos y se sofríe en aceite no muy caliente y evitando que se tuesten. Éstas se puede comer acompañada de platos secos o con arepa, papa, pan, plátano maduro, yuca, arroz y un líquido dulce o simplemente solas.


Regálame un clic pulsando el botón (g+1)



Espacio para el relajamiento y el buen humor


Cuando el culo quiso ser jefe
Para ser jefe no se necesita ser estudiado y menos inteligente.

Tegnología de punta
Su mujer está preñada y el hijo que viene no es suyo.

Ventajas de ser hombre soltero
Podemos tomar guaro y visitar las putas sin pedir permiso.

Un relato atrevido
Aunque no me quieras a las malas te llevaré a la cama

Cuál es el Santo más milagroso...?
El santo que le cura hasta la pecueca por unos cuantos pesitos.

Trucos para ver mujeres desnudas
Basta con tener malicia indígena y aprovechar la ocación más indicada.

El susto de la primera vez
Sólo fue angustia, dolor, sangre y lágrimas.

El regalo de Fidel Castro
Tangas y calzones para todas las viejitas cubanas

Poemas groseros y atrevidos
Hay mierda en poesía y mierda en prosa

Comiendo chocolate
Es mejor comer chocolate que hacer el amor.

Donación de los órganos
Donaré todos mis órganos menos la boca y el culo.


Se vende este lote apto para finca de veraneo.
San Vicente- Antioquia
Informes aquí




Contacto carlosemilioalvarez@gmail.com

Llévame para tu computador