Chistes de pastusos

Contribuya

Un pastuso se fue para a Bogotá. Al llegar entra a una farmacia y pregunta si venden tribuya.

__“No, señor,” le contestan, “aquí no vendemos esa cosa.

El pastusito se va a otra farmacia y pregunta si venden tribuya y el dueño le contesta:

__ “No, señor, aquí no vendemos tribuya, pero si me dice que es eso, yo se lo consigo.

” Entonces el pastusito le responde: “

__ ¡Verás no! .. Cuando yo venía de Pasto, yo vi en la carretera un anuncio que decia:

“El cáncer se puede curar, contribuya”.


Las auyamas

Un pastuso le dice a otro:

__ Sembré unas matas de ahuyama y adivine qué salió.

__ Pues ahuyamas

__ No, unos marranos y se las comieron.

Más chistes de pastusos



Regálame un:
ME GUSTA