Chistes pervertidos

El testamento del lechero

Se muere un lechero, y al día siguiente los familiares contratan un abogado para que les lea el testamento que dejó el finado.

El abogado delante de la familia reunida lee lo siguiente:

__ A mi hijo, le dejo las casas del norte.

__ A mi hija, le dejo las casas del sur.

__ Y mi esposa, los edificios del centro.

Asombrado el abogado pregunta:

__ ¡Caramba señora! ..... Su esposo si que era bien rico.

__ ¡Que rico ni que Hijuep*#?"uta!

Esa son las rutas para repartir la leche todos los días.

Más chistes picantes



Regálame un:
ME GUSTA