Poemas y pensamientos para el maestro


A mi maestra

De dónde vino el fuego de su cascada hermosa
que cae serpenteando dándonos luz y flama
para brindar cultura, educación preciosa
que nos saca del sueño ignorante que inflama,
nuestro acervo sediento de útil conocimiento ?

Simpática y paciente, gentil, inteligente
con preciosa figura perfuma con su aliento
y su actuación tan recta, alegra nuestro ambiente.

Felices nos sentimos bajo su guía tierna
que amablemente otorga con dulce y bella calma.
invaluable esmeralda con su esmerado aliento.

Gracias, ¡ brillante luz ! ¡ Gracias, mi luz eterna !
Con mil aplausos quiero agradecerle a su alma
su encantador impulso sabroso como el viento.

Por Adolfo González.

Otros poemas para el maestro



Regálame un:
ME GUSTA