LA MECHUDITA



Era una vez una prostituta que llega a su casa bien borracha.

Se para desnuda frente al espejo y mira la cuquita "vulva" y le dice, a la vez que la señala:

__Por ti tengo esta casa ve que grande es. Por ti tengo auto, por ti tengo joyas, por ti tengo dinero...mucho dinero, viajes y lujos.

En eso se cae al suelo y del tiestazo que se dió, se orinó en el suelo.

Se sienta en el piso, abre la piernas y pone la mano encima de la cuquita y mirándola con tristeza, le dice:

__Pero no llores, que no te estoy regañando mechudita.




GRACIAS POR LA VISITA