EL DIABLO - DEMONIO - SATANÁS
Mitos y leyendas de Colombia y toda la región andina.



El Diablo es muy común en todo el país y en el resto del mundo cristiano, pero allá, o acullá es muy temido, se le conoce como el putañero, pues a éste el que mete en baza en los matrimonios, tienta a las doncellas, malogra las vacaciones piadosas, tiene dares y tomares con las beatas chupavelas y se aviene muy bien con los clérigos libidinosos que se las dan de santones.
El Diablo es muy parrandero y siempre está de farra, va a todas las ferias y fiestas de la plaza; no falta en romerías, novenarios y alumbrados; entra en las púdicas de los ejercicios espirituales para hacer perder el fruto de ellos y en las fiestas patronales siempre lo verán acompañadondo a las parejas de enamorados cuando regresan, de media noche para el día, a su casa de campo, después de oir los encendidos sermones del padre predicador, en los cuales le pone de verde y azul, denostando contra el infierno, los excesos de la carne, las malas compañías, la fornicación etc, para resultar luego que el Diablo, quien no pierde tiempo, lo ha hecho aprovechar a los feligreses debidamente, y poco antes de las otras fiestas anuales ya están bautizando el fruto de los anteriores ejercicios de cuaresma.


EL DEMONIO

Peresonaje muy traído y muy llevado en tiempo de sermones y de cuaresma, ya que este Diablo tiene alguna posición social y es muy adinerado, a juzgar por las ofertas que le hizo a Nuestro Señor Jesuscristo.

Los curas y las beatas lo calumnian metiéndolo en enredos que no le importan y que por ser de escasa monta, los deja para diablejos de menor cuantía.

El Demonio se entiende con cosas del estado, en empréstitos ventajosos y contratos leoninos; sentencias o prevaricadores y testimonios falsos y otras cosas grandes que llevan envueltas pingües utilidades.

Es gran amigo de los funcionarios dolosos y proteje a quienes atentan contra la seguridad pública y perturban la paz de las naciones y procura inspirar a ciertos diplomáticos.

Predica el atentado personal y es partidario de la acción intrépida, por consiguiente es el inspirador de ciertas consignas que pone en labios de sus amigos como esa de “Sangre y fuego”.


SATANAS

Personaje comedor de puercos y prestamista avaro; interviene negocios de sinonimias, trata de blancas, moneda chanflosa y se entiende muy bien con la oligarquía.

No tiene cuenta con los pobres, porque su predilección son los banqueros y los comerciantes de manga ancha.

Entiende mucho de bolsa y vende dílares negros; compra licencias de todas las clases y la va muy bien con los politícos.


Si la página te agradó regálame un:
ME GUSTA