LA PATETARRO
Mitos y leyendas de Colombia y toda la región andina.



En nuestra Antioquia es el mito quizás más socorrido, sobre todo en las regiones mineras, como el Nus, Nechí, bajo Cauca y en sus pueblos ribereños como Remedios, Segovia, Zaragosa, el Bagre y Caucasia.

Puede ser como una versión adaptada de la Patasola, pues esta última, en casi todas las versiones, sólo posee una sola pata, extremidad deforme y muy aumentada, aunque no tiene la circunstancia de carecer de la otra por corte o traumatismo, sino por deformación natural

La patetarro en cambio, se coloca un muñón de la extremidad que le falta, un tarro de guadua "Pedazo de guadua comprendido entre dos nudos del cañuto".

Suele ser representada en una horrible criatura, de rostro entre feminoide y bestial, cubierta con hojarascas, de desordenada cabellera, puntiagudos colmillos y deformes uñas.

Tiene el hábito de bajar de la montañas a los poblados de las zonas mineras a altas horas de la noche, para espantar con sus descompasados gritos y carcajadas, a los mineros a quienes sorprende por las desiertas calles de sus poblados, o de improviso en sus humildes habitaciones, o en los socavones de las minas.

Los mineros creen que ella es la guardiana del oro que hay en el interior de la tierra y por eso vive enojada con ellos.


Si la página te agradó regálame un:
ME GUSTA