REFLEXIONES PARA NAVIDAD.



ES TIEMPO DE NAVIDAD.

Estamos a punto de cerrar este ciclo y con el dejamos lo que es ya parte de nuestro pasado. Fue tiempo de siembra y de cosecha también, tiempo de producir y tiempo que se perdió.

En el balance de los los resultados...

¿Con que te quedas? - ¿Qué dejas ir?.

Mientras decoramos nuestra casa para Navidad, hagamos limpieza también en nuestra vida, en nuestra mente, en nuestros afectos, en la forma de hacer las cosas.

Reestructuremos nuestros pasos para lograr una vida en unidad con nosotros mismos, con el mundo y con el universo.

Alimenta al amor, sobre todo, al que te debes a ti mismo, si tu te amas, tienes la capacidad de amar a los demás y en la medida en que ames el amor te será correspondido.

La Navidad es un sentimiento general, una vibración unida en el mundo que nos hace percibir lo que en otras épocas del año no sentimos.

Por eso se manifiesta el amor y los sentimientos en mayor profundidad, por eso es tiempo de reflexión también.

Aprovecha esta energía para recorrer los laberintos de tu mente y de el espíritu para conocer y trascender, para cambiar y evolucionar.

Que en esta Navidad el amor se haga presente en tu vida y te llene con la misma intensidad por siempre y que el año que viene esté lleno de dicha y felicidad y llegues hasta donde tu, siempre has deseado llegar.

La Navidad es por un lado una celebración religiosa, pero también es la etapa del año, en que dejamos un poco de lado las preocupaciones cotidianas, para reavivar el espíritu de solidaridad, de renacer en las buenas acciones, y hacer llegar a nuestros amigos, familiares y conocidos, nuestros mejores deseos.




LLEGÓ NAVIDAD.
Si tienes tristeza, alégrate; la navidad es gozo.

Si tienes enemigos, perdónalos; la navidad es paz.

Si tienes amigos, búscalos; la navidad es encuentro.

Si tienes pobres a tu lado, ayúdalos; navidad es don.

Si tienes soberbia, sepúltala; la navidad es humildad.

Si tienes deseo de apretar una mano, hazlo; navidad es deseo.

Si tienes necesidad de entrar en ti mismo, examínate; navidad es un instante.

Si tienes un corazón vetusto, cansado o asustado, revive; la navidad es entusiasmo.

Si tienes un corazón vacío, llénalo; navidad es necesidad.

La navidad se esparce como una fragancia inconfundible y grata por los montes de Diciembre como el aroma de un enorme aerosol.

La navidad sabe y huele a bondad y a paz serena, a sortilegio, a compañía y a bellos silencios largos.

A villancicos de niños, a alegrías susurradas, a ocultar ilusiones de colores mantenidas frescas en las bodegas del anhelo.

La navidad engendra cada vez la fuerza incontenible de iluminar las almas con faroles de amor y esperanza para armar en un corazón con penas, todo un pesebre de luces y riachuelos para que naveguen hacia la mar las naves del miedo, el odio y el rencor.

Chispaisas Cristian Larson




Fotos de comidas típicas de Colombia


Chistes groseros sólo para adultos


El pene es tu candidato ideal


El susto de mi primera vez


Chistes de pastusos


El culo quiere ser jefe


Poemas groseros y atrevidos


Adivinanzas de doble sentido


Piropos para galantear a las mujeres


Fotos de paisajes urbanos y naturales de Colombia


---- Ventajas de ser viejo


Ventajas de ser hombre soltero


Perfil del culebrero o yerbatero paisa


Poemas y mensajes para la madre


Poemas y mensajes para el padre


Poemas y mensajes de amor y amistad


Poemas y menajes para la mujer


Enfermedades y las plantas medicinales


Fotos de mitos y leyendas