EL JUGUETE DEL NIÑO
Poemas del alma y para el alma



Yo te compraré un juguete, hijo de mi alma,
le dijo el padre a su hijo desde la cama en que estaba,
porque los Reyes pasaron y aunque a muy corta distancia,
de aquel niño se olvidaron y no le dejaron nada.
Pero los días se suceden y el padre no se levanta,
pide el pequeño el juguete, y la madre, en la garganta,
ahoga un suspiro que oculta al enfermo que empeoraba,
mientras que las medicinas y el alimento le faltan.
Yo te compraré un juguete, hijo de mi alma,
le dijo otra vez al niño con voz más apagada,
al ver que con insistencia su juguete reclamaba,
sin que comprender supiera lo que en su casa pasaba.
Transcurren muy pocas fechas, tanto el enfermo se agrava,
que al niño se lo llevaron las vecinas de la casa,
y cuando de nuevo vino, el padre ya allí no estaba,
y al pequeño todos besan mientras la madre lloraba.
¿ Fue papá a por el juguete?. Dijo, viendo que faltaba,
y aquella madre, doblando sus sollozos y sus lágrimas,
dice: papá con los Reyes, se fue y allí nos aguarda.
¡ Yo te compraré un juguete, hijo mío de mi alma!.

Barcelona, 23/11/2002. Pinchamecorazón.

Si el tema de agradó dale un:
ME GUSTA