IMAGEN DE LA BESTIA - LA CALAVERA
(Poemas del alma y para el alma)




IMAGEN DE LA BESTIA


El público ovaciona sin medida,
bebiendo manzanilla en las tribunas,
al toro, que ya sale a dar su vida
en un ruedo alumbrado por la Luna.

¡Y grita con eufóricos acentos
arengas de pasión desenfrenada,
loando al matador, con sentimiento,
que le ha de torturar con una espada!.

La arena, que dibuja sus siluetas,
y brilla ante sus ojos fascinada,
parece una medalla -allí, tan quieta-,
de oro, que ha de ser ensangrentada.

La corte de caballos da la vuelta
llevada del cabestro, con honores,
por amos (...) que propician esa ‘fiesta’,
que lucen bellos trajes de colores.

¡Y empiezan a puyar con saña fiera
al toro, con agudas banderillas;
lo engañan con capotes las cuadrillas
que tienen por objeto el que le hieran!.

Cansado de correr por los rincones,
escarba casi exangüe y echa espuma,
sintiendo que el dolor le da punzones,
en tanto que su hálito se esfuma.

Arrolla con sus cachos al torero
de súbito, y su cuerpo tambalea;
e intrépido y soberbio su lancero
asume la defensa y lo espolea.

La imagen de la bestia, enrojecida,
doblega sus rodillas y babea
-pidiéndoles perdón, escarnecida
en una maquiavélica odisea.

Al ¡O-LE!... victorioso de la turba
-que grita una vez más, enardecida-,
se vuelca moribundo y se conturba,
al ver que ya lo arrastran de una brida.

... ¡Y nadie hay que defienda sus derechos!:
¡Estoica humanidad envilecida!;
¡infatua!, que no tiene entre su pecho
la dulce compasión que hay en mi vida.

Por....Boris Clay


LA CALAVERA

-¡De lo que fuiste ayer, hoy queda nada
más que el recuerdo!: ¡un aire de tristeza;
un ser extinto...; en huesos tu belleza,
que ha destruido el tiempo en su morada!.

¡La Vida humana se tronchó de prisa,
cuando los sueños en sartal fluían,
y, era un primor el brillo de tu risa,
¡que vinagró una mueca en tu agonía!.

¡(Acervo ruin de efímera materia
que en su encarnada horma consumieron
-con gran placer- los bichos, y supieron
que: ‘del orgullo, surge la miseria)!.

... ¡En esas cuencas hondas de tus ojos:
‘apaciguados nidos’, se refleja
-ya no la luz del alma-; -los despojos-,
¡y son las sombras despiadadas rejas!!.

¡Los pómulos desecos, álgidos, salientes
en pronunciados picos -ya no esperan
el dulcinante beso enterneciente
del rayo casto y fiel de primavera-!.

... ¡Y está desecha y ocre tu nariz,
que percibió ópimas odorancias;
sin el aliento aquel...: ¡oh, infeliz!,
que, con la Muerte, hosca es su fragancia!.

¡La boca tierna, caja de corales
y sonrosados pétalos de rosa,
que avivara cálidos panales,
cuando el amor, cual llama venturosa,

era esplendor ferviente de ansiedad,
-ya no suspira-; -es nicho del silencio;
un misterioso abismo envuelto en lienzo
de oscurecida noche y vacuedad-!.

¡La frente, adusta ayer, por el estío
de pensamientos nobles, -ya no existe-;
-ya carcomida, el pavor asiste,
de soledad, ante el rigor sombrío

(que nos depara Ley de los Arcanos)-!.
... ¡Y, ni el cabello...: es nudo de maleza,
donde conviven grupos de gusanos
y de lombrices, hactas de vileza!;

... ¡y ni el mentón!... Así, la calavera,
escalofriante, burda, se retrata
después de ser semilla de la tierra,
el cuerpo, que la Huesa le arrebata.

Por...Dr. Eliot Grau...Poeta Colombiano.


REGRESO DE MI PADRE A UN TIEMPO FELIZ

Sobre la dura ausencia te levantas
y, en el recuerdo cálido, te asomas
a un diferente mundo de palomas,
donde era todo pájaros y plantas.

Y recuperas ya tu inolvidado
tiempo feliz. Traspones la cancela
y está el sillón antiguo de la abuela
en el enorme patio embaldosado.

Ya es otra vez la vieja medianera
sobre cuarenta varas a lo largo.
Bajo un pesado cielo de letargo
crece el silencio verde de la higuera.

Aquí hallarás tu clima cotidiano.
Aquí, la misma tapia de ladrillos
por la que trepa el canto de los grillos
cuando madura el aire del verano.

¡Oh, de tu dulce mundo rehallado!.
¡Oh, de la tibia lágrima que vuelve!.
Esta que llega, crece y nos devuelve
las permanentes voces del pasado.

El corazón golpea vehemente
la enmohecida aldaba de las cosas.
Y es otra vez el patio de baldosas
y es otra vez el cielo diferente.

Aquel amable cielo de verano
que transitaba arriba de las parras,
es un antiguo cielo de cigarras
que está naciendo siempre de tu mano.

Horacio Peroncini - Poeta Argentino



Ver más cosas de Antioquia y Colombia



Ventajas de ser mujer

No al abuso y maltrato infantil

El hombre más rico de la tierra

Fórmula de la abundancia

Los diez ladrones de tu energía

Qué es la felicidad...?

Por qué los adolescentes no van a misa

Poemas y mensajes para la madre

Poemas y mensajes para el padre

Poemas y mensajes para el maestro

Poemas y mensajes de amor y amistad

Fotos de mitos y leyendas

Platos típicos de Colombia

Poemas y mensajes para la mujer

Enfermedades y las plantas medicinales

Fotos de paisajes urbanos y naturales de Colombia

Fotos y paisajes de Medellín Colombia

Comportamiento folclórico de los antioqueños

Modismos y Jergas de Antioquia y Colombia

Como identificar los paisas de Colombia

Adivinanzas y retahilas para niños y adultos

Piropos para galantear a las mujeres

Piropos para galantear a los hombres

Chistes verdes y picantes

Ventajas de ser hombre soltero

Adivinanzas de doble sentido

El susto de mi primera vez

Así se vería un hombre embarazado

Las diferencias sociales entre ricos y pobres

Qué es peor? - Trabajar o estar en la cárcel

El culo quiere ser jefe

Sacando mujeres desnudas del agua

Chistes verdes y picantes

Avisos, letreros de tiendas y orinales

Poema al pedo -"Gases intestinales"

Es mejor comer chocolate que hacer el amor

Garrote para hombres machistas

Poemas groseros y atrevidos

Poema escatológico a la caca

El pene es el candidato ideal

Aunque no lo quiereras te llevaré a la cama

Donaré todos mis órganos, menos la boca y el culo

Es mejor compañía al perro que a la mujer

Perfil del culebrero o yerbatero paisa