A SOLAS - TU NO SABES AMAR - TU CASTIGO - LA CARNE ARDIENTE - RETO - LAS ABANDONADAS
(Poemas del alma y para el alma)




A SOLAS

¿Quieres que hablemos? Está bien empieza:
Habla a mi corazón como otros días...
¡Pero no!... ¿que dirías?
¿Qué podrías decir a mi tristeza?

...No intentes disculparte: ¡todo es vano!
Ya murieron las rosas en el huerto;
el campo verde lo secó el verano,
y mi fe en ti, como mi amor, ha muerto.

Amor arrepentido,
ave que quiere regresar al nido
al través de la escarcha y las neblinas;
amor que vienes aterido y yerto,
¡donde fuiste feliz... ¡ya todo ha muerto!
No vuelvas... ¡Todo lo hallarás en ruinas!

¿A qué has venido? ¿Para qué volviste?
¿Qué buscas?... ¡Nadie habrá de responderte!
Está sola mi alma, y estoy triste,
inmensamente triste hasta la muerte.

Todas las ilusiones que te amaron,
las que quisieron compartir tu suerte,
mucho tiempo en la sombra te esperaron,
y se fueron... cansadas de no verte.

Cuando por vez primera
en mi camino te encontré, reía
en los campos la alegre primavera...
todo era luz, aromas y armonía.

Hoy todo cuán distinto... Paso a paso
y solo voy por la desierta vía.
__Nave sin rumbo entre revueltas olas-
pensando en la tristeza del ocaso,
y en las tristezas de las almas solas.

En torno la mirada no columbra
sino esperanzas y páramos sombríos;
los nidos en la nieve están vacíos,
y la estrella que amamos ya no alumbra
el azul de tus sueños y lso míosos.

Partiste para ignota lontananza
cuando empezaba a descender la sombra.
...¿Recuerdas? Te llamaba mi esperanza,
¡pero ya mi esperanza no te nombra!

¡No ha de nombrarte!...¿para qué?... Vacía
está el ara, y la historia yace trunca.
¡Ya para que esperar que irradie el día!
¡Ya para que decirnos: Todavía,
Si una voz grita en nuestras almas: ¡Nunca!

Por Ismael Enrique Arciniegas


TU NO SABES AMAR

´Tú no sabes amar’: ¿acaso intentas
darme calor con tu mirada triste?
-El amor, nada vale sin tormentas,
sin tempestades...- ¡El amor no existe!
Y, sin embargo, ¿dices que me amas?
¡No. No es amor lo que hacia mí te mueve!
¡El amor es un sol hecho de llamas,
y en los soles, jamás cuaja la nieve!
... ¡El amor es volcán; es rayo; es lumbre,
y debe ser devorador e intenso;
debe ser huracán debe ser cumbre...;
debe alzarse hasta Dios, como el incienso!
... ¿Pero, tú piensas que el amor es frío?;
¿que ha de asomar en ojos siempre yertos?
Con tu anémico amor... anda, bien míoo...:
¡anda al osario a enamorar los muertos!.

Autor: Julio Flórez. Poeta colombiano


TU CASTIGO


Después de tu traición no he vuelto a verte
Te ocultas porque temes que algún día
Exclame en alta voz para perderte:
¡Esa mujer que pasa ha sido mía!

No temas nada soy hidalgo y fuerte
Y en mi honradez de caballero fía
Guardaré tu secreto hasta la muerte.
¡Antes que divulgarlo moriría!.

No seré yo que fui feliz contigo,
Quien salpique de lodo tu semblante,
¡Tendrás el desengaño por castigo...!

Algún día llorando como loca
Me llamarás, a gritos, y tu amante
Las manos viles te pondrá en la boca...

Federico Barreto – Poeta Peruano.



LA CARNE ARDIENTE

En un jardín de aquel país horrendo
hallé a Fantina, de ojos maternales
y desnudeces mórbidas, tejiendo
guirnalda con las rosas vesperales.
Y cual las agujas túrbidas de un río
que rompe un viento en procelosa huella,
gimió de amor mi corazón sombrío
y suspiró mi mocedad por Ella.
“Fantina –dije con ahogadas voces
que al brotar abrazábanme la lengua-,
quiero hundir mis mejillas en la falda
de tu traje, que apenas roza el viento,
entreverar un lirio en tu guirnalda
y ungir tus trenzas con precioso ungüento”.
La vi volverse rígida y sañuda,
por esquivarme el juvenil encanto:
¡quizás en mis voces se sintió desnuda
y la vergüenza desató su llanto!
En la tórrida noche cenicienta
de ondas pesadas , que al jardín caía,
miré mi carne ansiosa y opulenta,
¡y en un rojizo resplandor ardía!

Por...Porfidio Barba Jacob....Poeta colombiano.


RETO

Si, porque a tus plantas ruedo
como un ilota rendido,
y una mirada te pido
con temor, casi con miedo;
si, porque ante ti me quedo
estático de emoción,
piensas que mi corazón
se va, en mi pecho, a romper,
y que por siempre he de ser
esclavo de mi pasion,
¡te equivocas!; ¡te equivocas!:
fresco y fragante capullo;
yo quebrantaré tu orgullo,
como el minero las rocas.
Si a la lucha me provocas,
dispuesto estoy a luchar;
tú eres espuma; yo, mar
que en sus cóleras confía
me haces llorar pero, un d´´dia...
yo también te haré llorar.
Y entonces, cuando rendida
ofrezcas toda tu vida
perdón pidiendo a mis pies,
como mi cólera es
infinita en sus excesos,
¿sabes tú lo que haría en esos
momentos de indignación?:
¡arrancarte el corazón,
para comérmelo a besos!.

Autor: Julio Flórez - Poeta colombiano.


LAS ABANDONADAS

Como me dan pena las abandonadas
Que amaron creyendo también ser amadas
Y van por la vida llorando un cariño
Recordando un hombre y arrastrando un niño!
Como hay quien derribe del árbol la hoja
Y al verla en el suelo ya no la recoja,
Y hay quien a pedradas tira el fruto verde,
Y lo hecha rodando después que la muerde.

Las abandonadas son fruto caído
Del árbol frondoso y alto de la vida,
Son, más que caída, fruta derribada.
Por un beso artero como una pedrada.

Por las calles ruedan estas tristes frutas
Como maceradas manzanas enjutas;
Y en sus pobres cuerpos antaño turgentes
Llevan la indeleble marca de unos dientes.

Tienen dos caminos que escoger: el quicio
De una puerta honrada o el aren del vicio,
Y en medio de tantos, de tantos rigores,
Aún hay quien a hablarles se atreven de amores!

Aquellos magnates que amparar las pueden,
Más las precipitan para que más rueden
Y hasta hay quien se vuelve su postrer verdugo
Queriendo exprimirlas si aún les queda jugo.

Las abandonadas son como el bagazo
Que alambica el beso y exprime el brazo,
Si aún les queda zumo lo chupa el dolor
Son triste bagazo, bagazo de amor!

Cuando los encuentro, me lleno de angustias,
Sus seños marchitos y sus caras mustias;
Y pienso que arrostra su arrepentimiento
Un niño que es hijo del remordimiento...

El remordimiento lo arrastra algún hombre
Oculto, que al niño niega techo y nombre;
Al ver esos niños de blondos cabellos,
Yo quisiera amarles y ser padre de ellos.

Las abandonadas me dan esas penas
Porque casi todas son mujeres buenas;
Son manzanas secas, son fruta caída
Del árbol frondoso y alto de la vida.

No hay quien los ampare, ni hay quien las recoja
Más que el mismo viento que arrastra la hoja...
De sus hondas cuitas, ni el señor se apiada,
Porque de estas cosas... Dios no sabe nada.

Marchan con los ojos fijos en el suelo,
Cansadas en vano de mirar al cielo!
Y así van las pobres llorando un cariño,
Recordando un hombre y arrastrando un niño!

Julio Sexto – Poeta Mexicano.





Busca aquí lo que no encuentres en la página


Regálame un clic pulsando el botón que más te guste





Ver más cosas de Antioquia y Colombia



Poemas y mensajes para la madre


Poemas y mensajes para el padre


Poemas y mensajes para el maestro


Poemas y mensajes de amor y amistad


Fotos de mitos y leyendas


Platos típicos de Colombia


Poemas y menajes para la mujer


Enfermedades y las plantas medicinales


Fotos de paisajes urbanos y naturales de Colombia


Fotos y paisajes de Medellín Colombia


Comportamiento folclórico de los antioqueños


Modismos y Jergas de de Antioquia y Colombia


Como identificar los paisas de Colombia


Adivinanzas y retahilas para niños y adultos


Piropos para galantear a las mujeres


Piropos para galantear a los hombres


Chistes verdes y picantes


Ventajas de ser hombre soltero


Adivinanzas de doble sentido


El susto de mi primera vez


Así se vería un hombre embarazado


Las diferencias sociales entre ricos y pobres


Qué es peor? - Trabajar o estar en la cárcel


El culo quiere ser jefe


Sacando mujeres desnudas del agua


Chistes verdes y picantes


Avisos, letreros de tiendas y orinales


Poema al pedo -"Gases intestinales"


Es mejor comer chocolate que hacer el amor

Garrote para hombres machistas


Poemas groseros y atrevidos


Poema escatológico a la caca


El pene es el candidato ideal


Aunque no lo quiereras te llevaré a la cama


Donaré todos mis órganos, menos la boca y el culo


Es mejor compañía al perro que a la mujer


Perfil del culebrero o yerbatero paisa