UN TRAGUITO PARA PASAR EL SUSTO
Chistes de rolos y paisas



Va un ´paisa por una carretera manejando su carro a la lata "a más de cien", y en sentido contrario viene un bogotano en las mismas.

En una curva cerrada se chocan y los carros quedan hechos una mierda, pero los conductores salen ilesos.

El bogotano se baja hecho una fiera y le dice al antioqueño:

__ ¡Claro tenía que ser un paisa!...Se creen los dueños de las vías Colombianas, esa es la manifestación de la brutalidad que los caracteriza, sólo hablan mierda pero no piensan lo que hacen.

El paisa con toda la tranquilidad le contesta:

__ ¡Vea hermano!...Por qué mientras habla tanta carraca no le damos gracias a Dios que estamos vivos, carros se pueden comprar todos los días, pero la vida no... Más bien veamos que nos quedó bueno dentro del carro.

El paisa buscando encuentra debajo del asiento una botella de aguardiente antioqueño, de ese que con dos o tres traguitos lo envalentona y lo ponen a uno bien bonito.

Destapa la botella y le dice al rolo:

__ ¡Vea parcero!... Mándese uno bien grande para que pase el susto y vuelva a la normalidad.

El bogotano ni corto ni perezoso toma la botella y se la bebe hasta la mitad con el fin demostrarle al paisa que él es más verraco, y se la devuelve al paisa.

El antioqueño la recibe y vuelve a ponerle la tapa sin tomarse un solo sorbito.

El bogotano le pregunta:

__Y usted qué...Acaso no está asustado...?

__Un poquito, pero yo paso, además enseguida viene la policía, y tenemos que estar sobrios para ayudar a tomar las medidas, y a dar las explicaciones del caso.

Si la página te agradó regálame un:
ME GUSTA