UN POEMA PARA EL AMIGO MUERTO.
Ese ser que nos acompañó incondicionalmente



AMIGO

Sembraste las semillas recogidas,
de una infancia tatuada con verdad,
nacieron al calor de tu bondad,
cual rosas, sin espinas florecidas.

Fuiste luz transparente en nuestras vidas,
como estrella en inmensa oscuridad,
que brilló dando luz a la amistad,
anidada en las almas aùn dormidas.

Noble amigo, que corta fue tu estancia;
una tarde los pardos nubarrones,
arrastrados por aire polvoriento,

arrancan a la tierra su fragancia,
y se extingue tu vida entre terrones,
la tierra se llevó, tu último aliento.

Vicente Manzano Blazquez — España



AUSENCIA

Mi corazón enfermo de tu ausencia.
expira de dolor porque te haz ido..
¿En dónde está tu rostro bendecido?.
¿Qué sitios ilumina tu presencia?.

Ya mis males no alivia tu clemencia,
ya no dices ternuras a mi oído,
y expira de dolor porque te haz ido.
mi corazón enfermo de tu ausencia.

Es inútil que finja indiferencia,
en balde busco el ala del olvido.
para calmar un poco mi dolencia;
mi corazón enfermo de tu ausencia.
expira de dolor porque te haz ido.

Por...Efrén Rebolledo - Poeta Mejicano
.

Si la página te agradó regálame un:
ME GUSTA