EL TAXISTA Y El CURITA
Chistes paisas - Humor colombiano



Se muere un curita y como pepa de guama llega al cielo, donde lo espera San Pedro para ubicarle el sitio donde va a ser su residencia por toda la eternidad.

__¡Mira hombre!...le dice el mayordomo del cielo, aquí está su casa, mostrándole un tugurio de cartón en una falda donde se resbalaba un gato herrao.

El curita todo desconsolado mira para abajo y en un llanito ve una casa finca, con piscina y hermosas jardineras.

En medio de dos palmeras un tipo en pantaloneta echado sobre una hamaca, tomando cerveza helada.

__Y ese quién es...? pregunta el curita

__¡Ese!... Es un taxista paisa, responde San Padro

__Pero cómo puede ser ésto?... increpa el curita todo verraco.

Yo que estudié como 25 años, yo que dirigí parroquias, promulgué el Evangelio de cristo y me dan para vivir esa pocilga, en cambio ese pelagatos arrastrado del volante le dan ese castillo

__Relájese su reverencia...le dice san Pedro, esos beneficios se adquieren por incentivos adquiridos en la tierra, es decir; por la almas enviadas desde allá hasta el cielo.

Recuerde cuando usted se subía al púlpito a predicar el evangelio...Todo mundo se quedaba dormido, en cambio toda la gente que viajó con ese taxista, se encomendaba a todos los santos, y terminaba con las manos en el pecho pidiendo perdón a Dios por todos sus pecados.

Si la página te agradó regálame un:
ME GUSTA