Chistes de salón graciosos



El distraído

Este era de un cachaco muy distraído, una tarde estaba sentado en la barra de una bar tomándose una cerveza, de pronto entra otro corriendo, se le acerca y le dice lleno de angustia:
__ ¡Carlos, Carlos, un auto acaba de atropellar a su mujer, fue frente a su casa... corra , la pobre quedó muy mal...
El tipo sale corriendo del bar mientras le dice:
__ Mi casa queda como a un kilómetro de aquí...
__ No importa, llévese la motocicleta que tengo parqueada en la acera - le ofrece el dueño del bar.
Como a los cinco minutos regresa el cachaco, hecho una Cristo, con una herida en la frente y botando sangre hasta por los oídos, un brazo quebrado, la ropa toda desgarrada. El dueño del bar sorprendido le pregunta:
__ ¡Hombre !, ¿ Qué te sucedió?
__ ¡Solo a mi me pasa esto, contesta. Resulta que yo... ni me llamo Carlos, ni siquiera tengo novia, y lo peor ... nunca en mi vida había manejado una moto.

Más chistes de paisas



Regálame un:
ME GUSTA