Poemas para el maestro


Ofrenda al maestro

Maestro, es para ti este pequeño obsequio,
lo traigo desde el fondo de mi alma
repleto de cariño y de respeto.
Encierro en él lo que no lleva el viento,
pues con llaves de oro he guardado para tí
un minúsculo tesoro: el más puro sentimiento
y una palabra que extenderse quiere
para llevarte mi agradecimiento.
Recuerdo tus primeras enseñanzas:
toma el lápiz, prosigue ,me alentaste
y borraste con paciencia la ignorancia
contra la cual sufriste y luchaste.
Quiero que sepas que aunque un día deje
el aula que cobija hoy mi infancia,
no olvidaré lo que sembraste en ella
y al recordarte allí, junto a tus niños,
caerá de mis ojos una lágrima
inundada de luz y de cariño.
Tiembla hoy mi voz, porque se siente humilde
para poder decirte una poesía,
siento que es poco todo lo que expreso,
¡no alcanzan las palabras todavía!
y entonces ¡oh maestro, que guías con tu luz el paso nuevo,
te dejo en esta estrofa tan sencilla, lo indecible,
lo mucho que te debo!

Por Elsa Edith Tébere. Poetisa Argentina.

Otros poemas para el maestro



Regálame un:
ME GUSTA